Una marca es el título que concede el derecho exclusivo a la utilización de una determinada identificación de un producto o servicio en el mercado. Existe una clasificación internacional de productos y servicios para el registro de marcas (Clasificación de Niza, 8ª edición 2002), que divide 45 clases los tipos de productos o servicios que se pueden registrar. En un impreso de solicitud se puede pedir una marca para tantas clases del Nomenclator Internacional como se esté interesado (sistema multiclase). Se debe pagar una tasa de solicitud por clase solicitada.

Un nombre comercial es el título que concede el derecho exclusivo a la utilización de cualquier signo o denominación como identificador de una empresa en el tráfico mercantil. Los nombres comerciales, como títulos de propiedad industrial, son independientes de los nombres de las sociedades inscritas en los Registros Mercantiles. En la solicitud de registro deberán agruparse las actividades que se pretendan distinguir, por clases, conforme a la Clasificación Internacional de Productos y Servicios, según se trate de actividades de prestación de servicios o de actividades de producción o comercialización de productos.

Todos los derechos de propiedad industrial concedidos por la OEPM son aplicables en todo el territorio nacional.
La duración de la protección es de 10 años a partir de la fecha de depósito de la solicitud, y pueden ser renovadas indefinidamente, casa 10 años.

Esta web utiliza cookies con el objetivo principal de mejorar la experiencia y navegación del usuario en el portal. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso.