Ivace
Los pasos para el diseño de una RIS3

Una RIS3 puede ser vista como una agenda de transformación económica basada en cuatro principios generales:

  Los cuatro principios de la especialización inteligente
  El concepto de especialización inteligente es "inteligente" por dos razones fundamentales:
  • Selecciones (difíciles) y masa crítica. Número de prioridades limitado basado en las fortalezas propias y la especialización internacional –evitar duplicación y fragmentación en el Espacio Europeo de Investigación (ERA)– concentrando fuentes de financiación y asegurando una gestión presupuestaria más eficaz.
  • Ventaja competitiva.  Movilizar talento encajando capacidades de I+DT+i y necesidades de negocio mediante el proceso empresarial de descubrimiento.
  • Conectividad y clusters. Desarrollar clusters de nivel global y facilitar entornos internos (en la región) y externos para estimular los vínculos intersectoriales  y la variedad relacionada que conducirán a la diversificación tecnológica especializada: encajar lo que se tiene con lo que el resto del mundo tiene.
  • Liderazgo colaborativo. Sistemas eficientes de innovación como reto colectivo basado en la colaboración público-privada. Plataformas experimentales para dar voz a los divergentes y creativos.























Estos principios incorporan las principales novedades respecto a experiencias anteriores e inspiran el diseño de la estrategia. Reformulados con una estructura lógica de diseño podemos definirlos en los seis pasos que se sintetizan así:
  1. Análisis del contexto regional y de su potencial para la innovación,
2. Construcción de una estructura de gobernanza sólida e integradora,
3. Elaboración de una visión compartida sobre el futuro de la región,
4. Selección de un número limitado de prioridades para el desarrollo regional,
5. Establecimiento del conjunto de políticas apropiado,
6. Integración de los mecanismos de seguimiento y evaluación.

 

Estos pasos pueden ser secuenciales, pero probablemente se superpondrán en el tiempo conforme nuevos actores se vayan sumando al proceso, nuevos análisis descubran potenciales desconocidos, o proyectos en marcha faciliten resultados que puedan modificar el contexto en el que se desarrolla todo el proceso.

Por lo tanto, no deberían considerarse como etapas autónomas, sino como componentes interactivos de un esquema de diseño completo, cuya fórmula de aplicación dependerá de las especificidades de cada contexto regional. 

Para las regiones avanzadas en el camino de definir y adoptar una estrategia de innovación, el propósito de la RIS3 no es comenzar un nuevo proceso desde el inicio.  Más bien, es construir sobre los logros y reforzar aquellos componentes que todavía no están suficientemente desarrollados: la perspectiva hacia el exterior, la concentración en pocas prioridades, el componente de evaluación asociado a las capacidades de aprendizaje político, etc.

Documento completo (pdf)
 
Los fundamentos de la especialización inteligente
Los fundamentos de la especialización inteligente expresan la forma de enlazar la investigación y la innovación con el desarrollo económico regional reconociendo el protagonismo de la iniciativa empresarial y coordinando las iniciativas, activos y capacidades tanto en la propia región como con el entorno exterior más cercano.
Leer más...
 
1. Análisis del contexto regional y de su potencial para la innovación
Una RIS3 debe estar basada en un sólido análisis de la economía regional, el entorno social y la estructura de innovación estudiando y valorando tanto los activos existentes como las perspectivas de desarrollo futuro.  El principio común que debe regir este análisis es la adopción de una visión amplia de la innovación que se extiende por todas las actividades económicas e involucra a muchos sectores de la sociedad.

El análisis cubrirá tres dimensiones principales:

­ - Activos regionales, como las infraestructuras tecnológicas,
­ - Vínculos con el resto del mundo y la posición de la región dentro de la economía global y europea, y
­ - Dinámica del entorno empresarial.
Leer más...
 
2. Gobernanza: Asegurar la participación y la identificación de la estrategia como propia

El hecho de que la RIS3 se base en una perspectiva amplia de la innovación supone que los implicados de toda índole y nivel deberían participar ampliamente en su diseño.
 
El modelo de gobernanza más común -el llamado modelo de triple-hélice basado en la implicación de industria, instituciones de enseñanza e investigación, y administración- ya no es suficiente en el contexto de una especialización inteligente.

También deben participar en el diseño de una RIS3 los usuarios de las innovaciones o grupos que representen las perspectivas de la demanda, los consumidores y las organizaciones sin ánimo de lucro que representen a los ciudadanos y trabajadores.  El modelo de gobernanza debe incluir tanto al mercado como a la sociedad civil.  Cuando llegue el delicado momento de decidir entre las prioridades estratégicas, una gobernanza integradora debería ser capaz de prevenir el secuestro de las decisiones por cualquier grupo de interés, lobby, o agente social con intereses específicos.

Para asegurar que todos los implicados comparten las estrategias y las asumen como propias, los esquemas de gobernanza deben contemplar el “liderazgo colaborativo”, lo que significa que las jerarquías en la toma de decisiones deben ser lo suficientemente flexibles para dejar a cada actor su papel y, eventualmente, liderar una fase del diseño de las mismas de acuerdo con sus características, experiencia y capacidades.

Cuando los actores son muchos y muy diferentes puede resultar complicado que encuentren su forma de cooperar, así como de gestionar conflictos potenciales.  Para abordar este problema el sistema de gobernanza de la RIS3 debe incluir boundary spanners (herramientas de ajuste entre los límites), es decir, personas u organizaciones con conocimiento interdisciplinar o experiencia contrastada en interacción con diferentes actores, que puedan ayudar a moderar el proceso.

La estructura de gobernanza debe disponer de un grupo de dirección o equipo de gestión dedicado, Steering Group, así como un equipo “técnico-científico” paralelo responsable del conocimiento, Think Tank o Mirror Group, sin perjuicio de que se establezcan subgrupos de trabajo temáticos o por proyecto.


Texto en pdf
 
3. Elaboración de una visión compartida sobre el futuro de la región

Las evidencias del análisis deben utilizarse para delimitar un escenario general de la economía, sociedad y entorno regional compartido por todos los implicados.  Este escenario es la base para desarrollar una visión sobre dónde quiere estar la región en el futuro, cuáles son los principales objetivos que se desea alcanzar, y por qué son importantes.

Disponer de una visión clara y compartida del desarrollo regional es crucial para mantener a los actores implicados en el proceso, un auténtico desafío dado que RIS3 es un proceso a largo plazo.

Un elemento fuertemente entrelazado con la visión es la comunicación.  Tanto durante el proceso de diseño como en la puesta en práctica de las estrategias es fundamental disponer de una buena comunicación.  Esta es la forma de difundir la visión y generar cierta tensión positiva hacia los objetivos estratégicos en la sociedad regional, permitiendo así sumar nuevos actores y que los que ya participan permanezcan con un alto grado de implicación.

Texto en pdf