IVACE Energía apoya hasta el 50% del coste de la instalación de estaciones de recarga para vehículos eléctricos
IVACE Energía apoya hasta el 50% del coste de la instalación de estaciones de recarga para vehículos eléctricos Me gusta Imprimir Correo electrónico

Berlin - Potsdamer Platz - E-Mobility-ChargingLa conselleria de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo, a través del IVACE, ha iniciado un programa para impulsar la implantación de estaciones de recarga de vehículos eléctricos en nuestro territorio. Estas ayudas están dirigidas a entidades y a empresas, tanto grandes como pymes, y tienen de plazo hasta el próximo 14 de julio para presentar los proyectos (16-6-2017)

Así pues, tal y como publica hoy en Diari Oficial de la Generaliat Valenciana, se respaldará el coste de la instalación de estaciones de recarga de vehículos eléctricos, con subvenciones un límite del 40% del coste subvencionable, pudiendo incrementarse en 10 puntos porcentuales en el caso de las ayudas concedidas a pequeñas y medianas empresas, o a las actividades no económicas de ayuntamientos, entidades públicas y entidades e instituciones sin ánimo de lucro.

Los proyectos que pueden presentarse son de tres tipos; las estaciones de recarga rápida de acceso público con una potencia eléctrica de 50kW (DC) y de 44 kW (AC),  las estaciones de de acceso público de recarga semi-rápida (con una potencia eléctrica disponible superior a los 20 kW en corriente continua o alterna) y  para todas aquellas estaciones privadas que den servicio de recarga a vehículos eléctricos, no incluidas en las tipologías anteriores.

Hay que destacar que el transporte es el mayor consumidor de energía en la Comunitat Valenciana. Concentra el 40% de toda la energía que se consume en nuestro territorio, con el agravante de que, en su gran mayoría utiliza como fuente de energía los derivados del petróleo, causantes de la mayoría de los gases contaminantes.

Por ello, se pretende facilitar la transición a un nuevo tipo de movilidad más sostenible en la que adquieran protagonismo las formas de transporte no dependientes de los derivados del petróleo.

Impulso a la movilidad sostenible

De esta forma, junto a las ayudas hoy publicadas el IVACE mantiene abierta, hasta el 6 de julio, las ayudas para respaldar aquellos proyectos piloto de movilidad sostenible que contribuyan a mejorar la calidad del aire de nuestras ciudades, como puede ser la recuperación de espacios para el viandante, la implantación de sistemas de coche compartido, caminos escolares y servicio de autobuses lanzadera, entre otros.

También la implantación de sistemas de bicicletas de uso público en municipios y núcleos interurbanos. Estos sistemas estarán orientados a la movilidad diaria y muy especialmente a la movilidad “obligada”, es decir a los desplazamientos por motivos de trabajo y estudio.

Igualmente, se apoyan los proyectos de logística urbana sostenible que permitan gestionar la carga y descarga de un forma más sostenible, así como la implantación de sistemas inteligentes de transporte público urbano que contribuyan a la mejora de la eficiencia de las flotas de transporte público urbano y  favorezcan una mayor utilización de los medios de transporte públicos.

Por otra parte, su respalda la adquisición de vehículos e uso público eléctricos, con pila de combustible, híbridos, alimentados por gas natural o hidrógeno. Así, serán objeto de ayuda los autobuses destinados a un servicio público y los turismos, furgonetas, motocicletas, cuatriciclos ligeros, y pesados y bicicletas eléctricas destinados a la realización de un servicio de transporte público en espacios urbanos.

Por último, también obtendrán ayuda económica los proyectos de implantación de estaciones de recarga de gas natural e hidrógeno.

Hay que destacar, que estas líneas de incentivos cuentan con la cofinanciación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) en un porcentaje del 50% a través del Programa Operativo FEDER de la Comunitat Valenciana vigente para el periodo 2014-2020, dentro del Eje Prioritario 4 (Favorecer el paso a una economía baja en carbono en todos los sectores).